Cada Cuento tiene una Historia, Cada Historia tiene un Cuento.

Cada Cuento tiene una Historia, Cada Historia tiene un Cuento.

Ángela de Va de Cuentos nos ha hecho llegar este bonito texto que queremos compartir, a cerca del Ciclo con Cuentos y Emoción que ha impartido este curso escolar en Magea.

CADA CUENTO TIENE UNA HISTORIA. CADA HISTORIA TIENE UN CUENTO.
Va de Cuentos ha comenzado su andadura en Burgos con el Ciclo Con Cuentos y Emoción en Magea. Toda andadura se inicia con un paso y en este caso lo que hemos dado ha sido El salto fruto de la sinergia de dos proyectos que buscan que niños y niñas crezcan felices.
Durante cinco sábados entre abril y junio hemos creado un espacio que nos ha servido para mirar hacia dentro, ver (como personas adultas) qué hacemos con nuestras emociones, conectar con nuestro niño o niña interior y comprender que las emociones en la infancia deben ser acompañadas desde el respeto y el AMOR.
El laberinto del alma es un lugar a recorrer para ser conscientes de quiénes somos y cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Acompañar a niños y niñas, ayudarles a poner nombre a lo que sienten acoger su emoción, nos permite ver que Así es su corazón. Además tienen Pájaros en la cabeza y con suerte puede que nos den uno de los suyos porque los nuestros parece que volaron lejos hace tiempo…
Hablando del miedo nos dimos cuenta de que el sentir es el mismo y lo que necesitamos también: seguridad. Los demonios caca aparecen a cualquier edad y a veces en la infancia necesitamos que alguien nos diga “Yo mataré monstruos por ti”. Si se nos acompaña quizá no cargaremos con un abrigo como el de Pupa y podremos volar.
El enfado es necesario, sin él no podríamos defendernos cuando alguien sobrepase alguno de nuestros límites. Si ese enfado supera la capacidad de autorregulación aparecen las Rabietas, esa expresión superior del enfado que requiere tiempo, comprensión y presencia adulta.
Cuando estamos tristes nos encantaría meter La cabeza en la bolsa. Quizá de nuestras lágrimas surja un jardín que nos haga sentir mejor…. Aunque, ¿dónde se está mejor que En tus brazos?
Hablar de la muerte con niñas y niños y tratarlo de manera natural desde el amor y la honestidad es la mejor fórmula… Así es la vida… ¿Comeremos Regaliz después de morir? Quién sabe. Lo que sí que sé es que hay espacios que el tiempo no toca…
Si durante la infancia enseñamos la importancia de la colaboración y el valor de la diferencia niños y niñas crecerán con una autoestima fuerte y tener Orejas de mariposa simplemente será una característica más dentro de la propia valoración. Qué especial es regalar un corazón lleno de cosas bonitas, reconocer que soy la mejor del mundo mundial en algo y crear la receta de lo mejor de mí misma. Nota importante: Yo voy conmigo.
Cinco sábados disfrutando de un espacio lleno de amor como es Magea, donde el aprendizaje no es solo para colis y cocos, sino también para mamás, papás, profes, profesionales de distintos ámbitos, personas adultas que sienten que los cuentos son un camino especial para acercarse a niñas y niños y aportar lo necesario para que crezcan felices. Cinco sábados llenos de emoción, de experiencias compartidas que enriquecen el alma. De cuentos, del placer de leerlos y de que nos los lean. De lágrimas que liberan y sonrisas tiernas.
Seguimos camino, avanzamos hacia un nuevo modo de hacer las cosas, de acompañar las emociones. ¿Quieres ver hasta dónde nos va a llevar? Entonces, Cierra los ojos.

Ángela Díez, Va de Cuentos.

No Comments

Leave a Comment